Siempre en la vida de los pueblos pasan cosas y se suceden acontecimientos, a veces buenos, pero casi siempre conflictivos que ponen en entredicho la solidaridad de los pueblos indígenas.

Iniciamos esta sección, de carácter eminentemente personal (siempre llevará, la firma del autor) y tocaremos algunos de los temas o conflictos en las comunidades, que merecen comentarios o un análisis un poco más profundo. La intensión de esta columna es orientar a los lectores de los múltiples problemas, situaciones ambiguas y conflictivas, que aparecen en la vida diaria y que casi siempre no se pueden evitar.

Nos referiremos al problema de la secundaria que se trata de impulsar e imponer en la comunidad de Santa Fe de la Laguna. Centro Docente que cuenta con el apoyo económico y asesoria técnica de los Legionarios de Cristo y algunas instituciones de la Iniciativa Privada de Morelia.

Los Legionarios de Cristo son Instituciones Religiosas muy fuertes, creadas por la “Derecha Internacional” para preservar la Fe Católica de las desviaciones posibles de corrientes adversas como el comunismo, el liberalismo, etc. Hay varias Instituciones de este tipo, como el “Opus Dei” cuya traducción es “Obra de Dios”, “Los Caballeros de Colón” y ahora los “Legionarios de Cristo”, Tuvo su mejor momento bajo el manto de Juan Pablo II que los protegió y adquirieron un puesto importante en la Curia Romana. Con el actual Papa,, Las cosas no han ido muy bien y el padre Maciel, su fundador oriunda de Cotija, quien acaba de morir, recibió un gran desprestigio y acusaciones fuertes  por sus actividades “pedas tras” que han hecho perder el sitio privilegiado en la Curia Romana. En México es una de las organizaciones más fuertes, de derecha, que se asienta en la Universidad Anahuac, y desde donde manda campañas de educación elitista.

Últimamente y en los recientes años, se ha expresado la voluntad política de los empresarios por invertir algunas de sus ganancias en los sectores más desprotegidos de la sociedad actual. Como si ahora se dieran cuenta que también existen los pobres, que ellos han fabricado y que seguramente angustiados por el dolor de cabeza social, quieran impulsar acciones a favor de los desprotegidos. Quizá la intención sea buena, pero es que las ayudas de los “ricos”, siempre traen atrás un cúmulo de condicionantes que más perjudican que ayudan.

Y parece que este es el meollo del problemas de Santa Fe. Ahora los ricos encabezados por los Legionarios de Cristo quieren abrir una secundaria, elitista por supuesto,  y su bandera es como la comunidad puede rechazar un Centro educativo que colaborará con  el progreso de las comunidades.

Dicha propuesta, que tiene elementos muy razonables, trae una cauda de condicionantes y de resoluciones que con el tiempo pueden dañar seriamente la comunidad y sus principios. Ofrecen becas para los alumnos, ofrecen una regularidad en la enseñanza, un apego a los programas educativos de la SEP, ofrecen un alto nivel educativo, una educación con instrumental y asesoría de primera, etc. Aspectos sumamente positivos que son los que hacen que la oferta sea muy atractiva, sobre todo para las elites de Santa Fe, ya que dentro de las comunidades hay de pobres a pobres.

 

El rechazo de algunos de los intelectuales de Santa Fe, de algunos padres de familia y de la gente en general, no es un rechazo a la oportunidad de una educación de cierto nivel, es un rechazo a las consecuencias que trae y esgrime este proyecto educativo en manos de los Legionarios de Cristo y de los empresarios Morelianos, que detrás de las ofertas está el proyecto descriminatorio, elitista, de apoyar a los sectores menos necesitados e implantar que el progreso se logra en la medida que se triunfe sobre todo a nivel personal. El sentido de comunidad se pierde y la tradición indígena se sepulta en las filas del proyecto de los Legionarios de Cristo.

Y la discusión está caliente, y nos parece que el rechazo solamente marca el sentido de no a la educación elitista, sino al proyecto de los ricos. Pero no hay un ofrecimiento o un perspectiva. No se ofrece nada, como si no hubiera alternativas.

Y el problema es serio pues el rechazo al proyecto elitista, no puede tener incidencia en la educación formal, ya que la SEP también hace agua en los programas educativos Bilingües. Pero la salida sería dar pasos en donde la comunidad tomara cierta responsabilidad y apoyada en instituciones educativas de renombre, como la Universidad Nicolaita, como el ITESO, ofreciera espacio de recreación cultural, como círculos de estudio, conferencias sobre el contenido educativo y apoyo a los intentos de educación bilingüe.

Es importante destrabar el problema, y el camino no es solamente el rechazo a la secundaria, sino las alternativas educativas, teniendo al enemigo en casa.

No es fácil pero valdría la pena intentarlo.

Luis Sereno Coló.
Asesor de UARHI.
Junio del 2009

 

 

 

Contáctanos | Inicio | Versión purepecha
® Uarhí es una marca registrada, Morelia, Mich. México, 2006 | DHTML Web Menu By openCube